Mejorar el rendimiento de Windows

No importa lo rápidos o brillantes que parezcan los equipos cuando son nuevos, que todos parecen ralentizarse con el tiempo. Ese innovador equipo que compró el año pasado puede no parecer tan increíble después de instalar una docena de programas, cargarlo con herramientas antispyware y antivirus y descargar cantidades ingentes de elementos no deseados de Internet. La ralentización puede ser tan lenta que quizás no se dé cuenta, hasta que un día, al abrir un programa o un archivo se pregunte: “¿Qué ha sucedido con mi pobre equipo?”.

Lo primero que puede probar es el Solucionador de problemas de rendimiento, que puede encontrar y corregir problemas automáticamente. El Solucionador de problemas de rendimiento busca problemas que pueden ralentizar el rendimiento del equipo, como la cantidad de usuarios que actualmente han iniciado sesión en el equipo y la ejecución simultánea de varios programas.

Mejorar el rendimiento de Windows
Mejorar el rendimiento de Windows

Elimine programas que nunca usa
Muchos fabricantes incluyen en sus equipos nuevos programas que no pidió y que quizás no quiera. Suelen incluir ediciones de prueba o versiones de edición limitada de programas que las empresas de software esperan que pruebe y encuentre útiles, y que después pague por actualizar a la versión completa o a una versión más moderna. Si decide que no las quiere, mantener el software en su equipo podría ralentizarlo porque usan valiosos recursos de memoria, espacio en disco y potencia del procesador.

Es buena idea desinstalar todos los programas que no tenga pensado usar. Esto incluye software instalado por el fabricante y software que instaló pero que ya no desea, especialmente programas de utilidades diseñados para administrar y ajustar el hardware y software del equipo. Los programas de utilidades como los exploradores antivirus, limpiadores de discos y herramientas de copia de seguridad, suelen ejecutarse automáticamente en el inicio y consumen recursos silenciosamente en segundo plano, donde no puede verlos. Muchas personas ni siquiera saben que se están ejecutando.

Aunque su equipo sea antiguo, puede contener programas instalados por el fabricante de los que nunca tuvo noticias o que ha olvidado. Nunca es demasiado tarde para quitarlos y recuperar recursos del sistema malgastados y sobrecargados. Quizá pensó que algún día usaría el software, pero nunca lo hizo. Desinstálelos y vea si su equipo funciona más rápidamente.

Ajustar los efectos visuales
Optimice el rendimiento cambiando la forma en que aparecen los menús y las ventanas.

Ajustar las opciones de indización
Las opciones de indización pueden ayudarle a encontrar lo que está buscando de forma rápida y fácil en su equipo.
Puede buscar de forma más eficaz limitando la búsqueda para centrarse en aquellos archivos y carpetas que usa normalmente. Para obtener más información, consulte Mejorar las búsquedas en Windows mediante el uso del índice: preguntas más frecuentes.

Ajustar las opciones de energía
Cambie las opciones relacionadas con la energía para que el equipo se reanude a partir del ahorro de opciones de ahorro de energía de forma más eficaz, y ajuste el uso de la batería para equipos portátiles.

Abrir el Liberador de espacio en disco
Esta herramienta elimina los archivos temporales o innecesarios del disco duro para que pueda aumentar la cantidad de espacio de almacenamiento disponible. Para obtener más información, consulte
Eliminar archivos con el Liberador de espacio en disco.

Herramientas avanzadas
Obtenga acceso a herramientas avanzadas del sistema como, por ejemplo, Visor de eventos, Desfragmentador de disco e Información del sistema, que los administradores y profesionales de TI usan a menudo para solucionar problemas. También puede ver notificaciones acerca de problemas relacionados con el rendimiento y qué hacer con ellos. Por ejemplo, si Windows detecta que un controlador está reduciendo el rendimiento, haga clic en la notificación para saber qué controlador está causando el problema y ver ayuda sobre cómo actualizar el controlador. Los problemas que aparecen al principio de la lista afectan más al sistema que los problemas que aparecen más adelante en la lista.

Desfragmentar el disco duro y el registro: si tienes versiones anteriores a Windows 8 deberías probar con aplicaciones para la desfragmentación, Deffragler es una buena opción gratuita, o la misma herramienta que incorpora Windows. Ahora, en Windows 8/8.1 esto no es necesario, y el sistema lo hace de forma automática constantemente.

Borrar archivos temporales, cookies, y otros estorbos: esto ayuda bastante con la velocidad de navegación y con problemas de cargas de páginas. Aunque cada navegador tiene su propia opción para hacerlo, yo prefiero usar el buen CCleaner, que es gratuito y lo vengo usando desde hace años para “limpiar” mi sistema. Una vez por semana o cada 15 días es una buena idea.

Remueve la mayoría de las aplicaciones al inicio: si usas Windows 7 abre el menú de inicio, escribe “ejecutar” y en el cajón ingresa “msconfig”, en la pestaña de servicios que inician con el navegador elimina todo lo que no consideres necesario. En Windows 8 solo necesitas abrir el Administrador de tareas y deshabilitar cosas en la pestaña “inicio”. Pista: el 99% de las cosas son innecesarias, elimina todo y tu sistema iniciará más rápido.

Mejora tu hardware: si tu PC va demasiado lento es posible que necesites una mejora. Si tienes 3GB de Ram o menos estás un poco en problemas, en especial si usas Google Chrome. Aquí algunos trucos para mejorar la velocidad de Chrome, o tal vez debas considerar cambiar de navegador e instalar aplicaciones ligeras.

Instala un antivirus y una herramienta antimalware. Aunque usted no lo crea, el Windows Defender de Microsoft es de lo mejorcito que hay, ya viene instalado en algunas versiones de Windows 8.1 y puedes bajarlo de forma gratuita. Como herramienta adicional recomiendo encarecidamente Spybot Search & Destroy, esta herramienta te permite inmunizar tu sistema ante varias amenazas, y escanear Windows cada cierto tiempo con ella es una gran idea.

Todo comportamiento raro que no hayamos mencionado en los tres puntos anteriores puede ser causado por un virus. Pero, ya esto no es 1998 y el malware ha evolucionado tanto que hay de todo, y como estamos conectados todo el tiempo, siempre estamos expuestos. Las herramientas antimalware que mencioné arriba son de gran utilidad para prevenir y resolver muchos problemas. Pero, lamentablemente en muchos casos, hay infecciones tan terribles que si nada funciona lo mejor que puedes hacer es reinstalar Windows, o en su defecto utilizar las opciones de actualizar y reparar que se incluyen en Windows 8 y 8.1 para restablecer Windows a su estado original y eliminar toda marca creada por el usuario.

Por último el menos común de los problemas de Windows, aunque Internet insista de forma necia en que pasan todo el tiempo, son las BSOD (pantallas azules de la muerte) como se les ha llamado lindamente en años. El tan amado y obsoleto Windows XP las tenía mucho más que Windows 7, y Windows 7 las tuvo más que Windows 8. Pero siguen ahí, presentes, y pueden atacarte cuando menos lo esperes.

La causa más común de pantallazos azules son controladores defectuosos, la enorme cantidad de las veces es un driver que no sirve el que te está dando dolores de cabeza. Para saber si tienes problemas con tus drivers en Windows, usa este enlace donde explico cómo.

Compruebe la velocidad del equipo
Si sigue estos consejos y aún así su equipo va demasiado lento, quizás necesite un nuevo equipo o algunas actualizaciones de hardware, como un disco duro nuevo o una tarjeta de vídeo más rápida. Sin embargo, no es necesario adivinar la velocidad del equipo. Windows ofrece una manera de comprobar y puntuar la velocidad del equipo con una herramienta denominada Evaluación de la experiencia en Windows.

La Evaluación de la experiencia en Windows puntúa cinco componentes clave de su equipo y asigna un número a cada uno, así como una puntuación total. Esta puntuación total es tan alta como la subpuntuación del componente con el peor rendimiento.

Las puntuaciones totales están comprendidas entre 1 y 7,9. Si la puntuación de su equipo es inferior a 2 o 3, quizás sea el momento de pensar en un nuevo equipo, en función de las tareas que quiera realizar en él.

BONUS hAZtodo.com

Aumentar la velocidad del equipo con ReadyBoost.
ReadyBoost puede aumentar la velocidad del equipo usando el espacio de almacenamiento de la mayoría de las unidades flash USB y tarjetas de memoria flash. Cuando conecta al equipo un dispositivo de almacenamiento compatible con ReadyBoost, el cuadro de diálogo Reproducción automática le ofrece la posibilidad de usar ReadyBoost. Si selecciona esta opción, pude elegir cuánta memoria del dispositivo se debe usar con esta finalidad.