Hacer un jardín de Kokedama

Kokedama  es una técnica japonesa de cultivo muy popular donde no se utiliza ningun tipo de jardinera y suelen utilizarse colgando o sobre bandejas decorativas.

Consiste en una esfera compuesta usualmente por musgo, turba, akadama y arena de río, en la cual crece una planta. Las plantas utilizadas para el kokedama son muy variadas, suelen utilizarse diferentes arbustos, helechos, líquenes, arboles, plantas florales y plantas silvestres, hierbas aromáticas, cactus e incluso plantas carnívoras. Se cultiva usualmente colgante, aunque en algunos caso sobre bandejas de arcilla o piedra. Al no poseer ningún tipo de contenedor el sustrato está expuesto en su totalidad. Por sus características tan especiales, da un efecto bastante innovador, moderno y poco convencional. Hacer un jardín de Kokedama

kokedama
Para hacer un kokedama deben mezclarse turba y akadama en proporción 2/1 respectivamente. colocar la planta en el centro y hacer una esfera con la tierra cubriendo las raíces. Por útlimo se cubre el exterior de la bola con musgo vivo y se sujeta con hilo. El kokedama se cuelga en un lugar luminoso, sin sol directo y debe ser regado sumergiéndose en agua.

Lista de materiales para hacer un jardín de kokedama

• Una planta pequeña: el musgo no puede soportar la luz solar directa, por lo que deberías elegir una planta de sombra. En mi caso utilice Helechos bebes, Hierba y otra planta preciosa con flores violetas.

• Abono (En lo posible que sea tierra de Akedama o de Bonsai)

• Musgo seco

• Tijeras

• Hilo de algodón

• Cadena de envasar, hilo grueso, cañamo o hilo sisal

• Guantes

• Jarra de agua

PASOS:

  1. Quita la mayor tierra posible de tus plantas para que sus raíces queden expuestas. Sea muy cuidadoso.

  2. Mezcla el abono con la planta que elegiste y agua. Sabras que la consistencia es la adecuada cuando puedas formar una pequeña bola y esta no se rompa.

  3. Ahora que has mezclado el abono, comienza a darle forma de una pequeña bola. Usa un poco de agua si es necesario. Trabajala como si fuese arcilla.

  4. Asegúrate que cada una de las bolas que hiciste tenga lugar para colocar las raíces de tus plantas.

  5. Toma un puñado de musgo y envuelve cuidadosamente la raíces en forma circular y compacta. Luego ata el cordón de algodón alrededor de ellas, eventualmente el cordón se disolverá.

  6. Haz un pequeño agujero en tu bola de abono y suavemente presiona y coloca la planta. Asegúrate de volver a cerrar la bola y que quede con forma de esfera.

  7. Aqui viene la parte divertida: agarra pequeñas hojas de musgo y presionalas firmemente en la bola de abono. Envuelve la cuerda que elegiste al rededor de la bola como si estuvieses envolviendo un regalo y deja algún espacio para que respire.

  8. Elije un lugar agradable con sombra, instala un gancho y cuelga tu nueva planta Kokedama.