Guía para manejar el estrés en el trabajo

Se considera que el estrés laboral afecta negativamente a la salud psicológica y física de los trabajadores, y a la eficacia de las entidades para las que trabajan.

El estrés laboral es un mal cada vez más frecuente en la sociedad actual, debido a la excesiva carga de trabajo, la frustración por el pobre liderazgo, la falta de apoyo, las metas irreales y otros factores.

El estrés laboral ha recibido distintos nombres a lo largo de los años, desde el famoso surmenage hasta el más reciente síndrome de burn-out. Básicamente este tipo de estrés es un agotamiento del sistema nervioso, con tendencia a cronificarse, que produce un desgaste que da origen a síntomas de tipo depresivos. Algunos de los signos observables en lo inmediato son:

  • Cansancio físico
  • Fatiga
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Falta de energía
  • Dificultad para concentrarse
  • Alteraciones del sueño como insomnio e hipersomnia
Guía para manejar el estrés en el trabajo
Guía para manejar el estrés en el trabajo

El estrés debería ser una reacción puntual ante un peligro potencial, que permita el enfrentamiento o la huida de la situación que lo está provocando. Es por ello que cuando se da en el ámbito laboral es tan complejo, ya que ninguna de las dos opciones se encuentra disponible. El individuo no puede modificar eficazmente la situación de manera rápida, ni tampoco puede dejar de ir a trabajar. Allí radica uno de los principales motivos de la cronificación, ya que la reacción de alerta se produce en reiteradas ocasiones, con las consecuencias mencionadas previamente.

En el largo plazo aparecen otro tipo de complicaciones, muchas de ellas relacionadas con somatizaciones, síntomas gastrointestinales –gastritis o descomposturas-, síntomas musculares -dolores y contracturas- y malestares de cabeza. Todos fenómenos que hablan de un cuerpo que está padeciendo un estado de tensión permanente.

Pero si es tu caso, además de que debes saber que no estás solo, te compartimos estos consejos para que manejes esas situaciones que te estresan, y de ese modo impidas que permeen tu vida personal.

Esta es una Guía de 5 consejos para estar mejor en el Trabajo

  1. Ordena y prioriza. Evita que todo se te salga de control y utiliza métodos como una hoja de Excel o una libreta en donde escribas las cosas por hacer y las fechas límite. Una agenda exclusivamente para estos pendientes puede ser de mucha utilidad. Con esto, puedes emplear días determinados para ir cumpliendo con estos objetivos.

  2. Identifica los obstáculos. Es necesario compartir tanto con tus compañeros de trabajo como con tu superior esas cosas que están impidiendo o dificultando llegar a la meta. Si lo hablas con tu jefe, resulta importante que le presentes alternativas o posibles soluciones; de este modo no solo le llevarás problemas, sino también las posibles soluciones. Platica también sobre las fechas de entrega y asegúrate de que sean realistas.

  3. Reconocimiento. Cuando las cosas se han salido de tus manos, es necesario aceptar el problema y hablar de ello antes de que sea peor.

  4. La comunicación es fundamental. Por estar inmersos en sus propios problemas, los superiores suelen ignorar los síntomas de que hay trastornos por el estrés al interior de la oficina. No debes sentir pena por pedir ayuda cuando lo necesitas, y recuerda tomar descansos para refrescar las ideas y la mente.

  5. Extérnalo. No dejes que los líos te abrumen, Hablarlo con las personas indicadas es útil y necesario. Puede ser que las soluciones sean más sencillas de lo que pensabas.