Como hacer malabares con pelotas

Consejos antes de empezar a hacer malabares con 2 y 3 pelotas.

  • Relájate, respira y no te frustres. ¡Quizás te tome días hacer malabares con tres pelotas unas cuantas veces seguidas!
  • Recuerda hacer malabares con objetos del mismo peso. Será mucho, mucho más fácil.
  • Haz malabares en interiores para evitar que las pelotas se alejen demasiado, además de la interferencia del viento. ¡Pero hazlo lejos de objetos que se puedan romper!
  • Comienza de a pocos. Primero, practica los pasos para hacer malabares con tres pelotas. Luego, prueba a hacerlos sin parar. Tómate un descanso e intenta de nuevo cuando estés listo.
  • Comienza a hacer malabares con la mano dominante.
  • Para mejorar en malabarismo, preocúpate menos en atrapar y más en aprender a lanzar con precisión para que la pelota caiga en la mano de agarre.
  • Una cama o un sofá son útiles para atrapar las pelotas que dejas caer.
  • Aprende todos los trucos de malabarismo con ambas manos. Intenta buscar el patrón que mejor se adapte a ti. De esa manera podrás realizar los malabares con facilidad.
  • Al aprender un truco, intenta identificar su forma (muy personal para cada malabarista). Cuando detectes cómo te sientes al realizar un truco (cuando se sienta «bien»), aprovecha esa sensación al máximo. El efecto del truco se incrementará mucho si lo haces.
    -Párate frente a una pared que evite que las pelotas se adelanten demasiado.


Paso 1 para aprender a hacer malabares
Paso 2 para aprender a hacer malabares

Paso 3 para aprender a hacer malabares

Paso 4 para aprender a hacer malabares

Paso 5 para aprender a hacer malabares

Paso 6  para aprender a hacer malabares

Paso 7 para aprender a hacer malabares

Paso 8 para aprender a hacer malabares

 

Esta técnica está desarrollada para aprender a hacer juegos malabares con 3 pelotitas. Se divide en dos Pasos muy simples, o tres, dependiendo del criterio de división.

PASO 1: Dos pelotas, una mano

El movimiento más básico, pero fundamental para poder desarrollar la suerte completa, con tres pelotas. Tal como se muestra en las ilustraciones, el propósito de esta fase es poder mantener una pelota en el aire y otra en nuestras manos; al tiempo que calculamos el tiempo preciso para intercambiar una por otra. Por lo tanto, esta fase vamos a dividirla en dos movimientos: a) pelota en ascensión y b) pelota en descenso.

Estoy llamando ‘ascensión’ al tiempo en el que la pelota A es arrojada al aire y llega a un cenit o máximo de ascenso, a partir de ese momento adquirirá una trayectoria en descenso. Pero lo que realmente nos interesa es, cuando en el descenso, la pelota está próxima a caer en nuestras manos. Para darle una métrica, como a dos terceras partes de la vertical, como se muestra en la figura.

Es en este punto, que llamaré punto de intercambio donde la pelota B, que ha permanecido en nuestras manos, es arrojada, y recibimos a la pelota A, ahora en nuestra mano.

Ahora viene el cambio de mano. Debe practicarse el mismo movimiento pero ahora con la mano izquierda, de tal forma que ambas adquieran la misma destreza. El propósito es acostumbrarnos a que a la proximidad de una pelota en caída es el ‘gatillo’ para que arrojemos la otra al aire.
Tiempo estimado

Estar repitiendo el movimiento, una hora por mano

Lo que hay que cuidar al hacer este movimiento es la tendencia a desplazarnos. Un defecto común es arrojar la pelota de tal forma que la trayectoria es hacia delante y nos obliga a estirar el brazo cada vez más para cachar la pelota, y cuando aquél ya no nos alcanza, a desplazarnos hacia adelante. Debemos condicionar al cuerpo a que tire correctamente, para evitar que sea deficiente nuestro tiro.

Una forma muy fácil de evitarlo, es pararnos delante de una cama o una silla, poniendo las rodillas pegadas al objeto en cuestión para no desplazarnos y cada vez tener un tiro más preciso.

PASO 2, Agregando la tercer pelota y usando ambas manos

Una vez que ya se tiene soltura en ‘arrojar y cachar’ con una y otra mano, es momento de agregar la tercera pelota, y es aquí donde la magia entra. Parecería complicado, pero es realmente muy sencillo:

Con la mano que sostenemos dos pelotas, arrojamos una, la pelota A. En lugar de caer en la misma mano, como se ha estado practicando, hacer que caiga ahora en la mano B. De tal forma que esta otra mano, ya condicionada con los ejercicios que hicimos, tire la pelota que sostiene justo antes de recibir la otra. Así, la pelota en el aire irá a ser recibida con la otra mano (la inicial).

El truco está en mantener sólo una en el aire -no tres. ésa es la ilusión. Al principio nuestros movimientos parecerán un tanto torpes, pero en realidad es la velocidad con que ejecutamos esta suerte que da la apariencia de tenerlas todas en el aire.

A medida que perfeccionemos estos pasos podemos hacer que la trayectoria de las pelotas sea una diagonal, entre los brazos, delante de nosotros, y que no tengamos que hacer que nuestras manos busquen a la pelota, sino que son las pelotas las que caen en nuestras manos, cuando nosotros simplemente hacemos el intercambio en el momento adecuado.

Practicando cerca de 2 horas por una semana, es posible dominar esta técnica circense, y convertirte en el nuevo alma de las fiestas!